Recuperador

Recuperador eficiencia óptima para la conducción de calor..!

Existen dos tipos principales de intercambiadores de calor: el recuperador y el regenerador. Un recuperador funciona mediante el intercambio directo de calor. Un regenerador almacena el calor de forma temporal.

 

Regenerador
Un regenerador almacena el calor del primer fluido en una masa térmica. El calor almacenado no se reutiliza hasta el siguiente ciclo, mediante la transferencia a un segundo fluido. La masa térmica puede ser el material de partición interna de las conducciones de corriente, o un medio poroso, que se pasa de forma alterna por la primera corriente y la segunda corriente. El regenerador tiene el grave inconveniente que el calor debe distribuirse en el material de almacenamiento intermedio para poder funcionar. De esta forma, se pierde energía cuando se frena el frente de calor en la dirección de la corriente, por ello la efectividad se reduce drásticamente.

Recuperador
En un recuperador, ambos fluidos están separados por una partición interna que permite transferir el calor directamente. La única pérdida fundamental es la conducción por la partición en la dirección de la corriente. Sin embargo, puede reducirse hasta menos de 0,1%, mediante la utilización de material con una baja capacidad de conducción de calor (por ejemplo, plásticos).

Por tanto, para alcanzar la eficiencia más alta, solamente puede utilizarse un recuperador.

Para más información:
» Funcionamiento del recuperador
» Resultados del recuperador

 

Esta página específica puede leerla en español. Sin embargo, en nuestra organización no se utilizan todos estos idiomas. Por ello encontrará el resto de información en nuestra página web en inglés, alemán y neerlandés. Estos son también los idiomas en los que estaremos encantados de atenderle personalmente.