Ahorro de energía

Ahorro de energía mediante la recuperación de calor..!


Los intercambiadores de calor de Recair Sensitive son un paso acertado para lograr un ahorro de energía. Se consume menos energía, se reducen los gastos de consumo de energía y, no menos importante, se actúa finalmente de forma más responsable con las energías no renovables. Los intercambiadores de calor transfieren el calor del aire interior utilizado que sale al aire fresco exterior que entra. Este principio de ahorro de energía puede aplicarse por ejemplo en vehículos, oficinas y viviendas.

 

Transferencia de calor
Ahorro de energía mediante la reutilización del aire caliente


En el interior de un intercambiador de calor, la transferencia de calor logra un ahorro de energía. Las corrientes de aire entrante y saliente permanecen separadas continuamente. Para evitar que exista diferencia de temperatura entre el aire que sale y el que entra, en el interior del intercambiador de calor se transfiere el calor de la corriente de aire más caliente a la corriente de aire más fría. Esto se realiza según la segunda ley de la termodinámica: el calor se moverá de una zona más caliente a una zona más fría. De este modo (cuando la temperatura exterior es fría) existe un menor consumo de energía debido a que el aire caliente que sale del edificio transfiere calor al aire fresco exterior que entra en el edificio. Y de forma inversa (cuando hace calor fuera) se cumple el mismo principio.

 

Esta página específica puede leerla en español. Sin embargo, en nuestra organización no se utilizan todos estos idiomas. Por ello encontrará el resto de información en nuestra página web en inglés, alemán y neerlandés. Estos son también los idiomas en los que estaremos encantados de atenderle personalmente.